lunes, 13 de julio de 2009

"Los días contados" de Pedro Ochoa* vs. "La tragedia de Colosio" de Héctor Aguilar Camín

Fecha de creación obra original: 1999
Fecha de publicación fragmentos obra original: Variada previa a 2004 en diarios locales.
Entrega de obra a Alfagura para dictamen: 1999
Editorial y fecha de publicación obra plagiaria: 2004
Modus Operandi: Aprovechamiento de la obra recibida para dictamen.

Los Días Contados, lo concluí entre 1998 y 1999, lo hice llegar a la editorial Alfaguara, un amigo la entregó directamente a Sealtiel Alatriste, director de la citada editorial. Coincidentemente en 1999 Alatriste visitó Tijuana, para dar una plática en el Centro Cultural Tijuana, tuve una conversación con él, y básicamente me dijo dos cosas: que la estructura del libro hacía difícil su lectura y que en ese momento al lector le interesaba más la elección del 2000, por lo cual la publicación no era posible, según la propia opinión de Alatriste.

Cuál fue mi sorpresa en 2004 coincidiendo con los diez años de la muerte de Colosio, al ver publicado por la propia Alfaguara La Tragedia de Colosio del escritor Héctor Aguilar Camín, libro que coincide con la metodología, hecho a base de citas muchas de ellas similares, el ritmo narrativo, la secuencia de voces y el razonamiento general de la compilación, que no pretende encontrar conclusiones sino relacionar declaraciones de personajes vinculados , para que sea el lector quien arme el rompecabezas y juzgue. Como muchas personas habían conocido mi texto, de hecho se habían publicado avances en algunos medios locales en diferentes años ( Tijuanametro, El Mexicano y Frontera ), las reacciones no se hicieron esperar. Mario Ortiz Villacorta, Cronista de la Ciudad de Tijuana, publicó el artículo ¿Plagiario Aguilar Camín? ( Frontera , 14/06/2004), en el cual realiza un análisis de mi texto y lo confronta con el publicado por Alfaguara. El periodista cultural Jaime Cháydez, citando a Ortiz Villacorta, cuestionó personalmente a Aguilar Camín, sobre el conocimiento de mi libro, a lo cual Aguilar solamente respondió con cierto asomo de cinismo: ¿Cómo se llama el libro de Pedro?...

En mayo de 2005, con estos argumentos y otras semejanzas, dirigí una carta a la actual Directora de Alfaguara, Marisol Schultz, quien jamás me respondió.
Alfaguara y Aguilar Camín, están en calidad de sospechosos de haber violado mi derecho autoral.

Ver más en artículo de semanario Zeta.

*Pedro Ochoa Palacio fue Agregado Cultural del Consulado de México en San Diego, California. Actualmente ocupa por segunda vez la dirección del Centro Cultural Tijuana.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Felicito al Lic. Pedro Ochoa Palacios por su trabajo, Yo si creo y se que el trabajo original lo estaba realizando El en los años que se mencionan, y considero que tanto la Editorial Alfaguara y Aguilar Camin, deberan ser sancionados juridicamente y publicamente sensurados por su hecho. ..... Puntos a parte. Esta es una critica constructiva para el Lic. Pedro Ochoa Palacios, ya que Yo asisti a una presentacion de su futura obra a publicar con el tema de "Colosio"; todo estuvo muy bien se puede decir perfecto incluso me senti emocionado de tan emocinantes datos y la forma en que fueron narrados los hechos de esa epoca y la trajedia y vida del Lic. Colosio, hechos narrados por el Lic. Acevedo, el Lic. Barbosa y cerrando el Lic. Ochoa Palacios, mi critica consiste en que al finalizar el evento todos felicitaron al Lic. Ochoa, a lo cual Yo me espere despues de que se fueron la gran mayoria del sitio donde se realizo el evento, ya fuera del lugar me hacerque a Lic. Ochoa y le mencione que tal Lic. como esta espero se acuerde de mi, a lo cual el menciono dejame ver, no,no, no me acuerdo y le dije se acuerda del Lic. Fidel Torres Jauregui (Funcionario en el 98-99 del Consulado Mexicano en San Diego) a lo cual el menciono a si me acuerdo refiriendose a el Lic. Torres mas no de mi y dando media vuelta a su cara le dijo a otras personas que iban a su lado a la vez que avanzaba que vamos a comer, y mientras avanzaba Yo le seguia a lo que el se detuvo y me dijo, te felicito y se retiro del lugar (Mas no recuerda que El fue quien nos pidio a un compañero y a mi que lo ayudaramos con la investigacion, pero que tubieramos cuidado por lo delicado del Tema).... Eso lo puedo entender que no me recuerde que fui su alumno en la Universidad al cual le entrego una parte de los fragmentos en tamaño oficio de la Obra en cita que se dijo que fue plagiada, Yo tengo originales de ese trabajo el cual me fue entregado por el Lic. Ocho Palacios, los cuales conservo en la actualidad. El motivo de este comentario es que independientemente de que me haya reconocido o no, eso no es lo que importa, sino su forma arrogante de actuar a la cual Yo no estaba acostumbrado incluso me sorprendio, ya que El llego ha asistir a algunas reuniones de los alumnos de la Universidad en casas privadas de algunos compañeros, y siempre El fue una finisima persona, hasta este dia 07 denoviembre de 2009, en Playas de Rosarito, B.C.; sabe que incluso por formalismo y por ser una persona tan educada, hipocritamente me ubiese dicho "ha si como has estado, como te ha ido, que has hecho"; pero sabe que fue lo que sucedio que la imagen que tenia de El se vino abajo, actuo como muchos arrogante, soberbio, y como el menciono en algun momento de su exposicion "le valio progenitora"... Me decepcione de su persona, pero ni modo que le vaya muy bien y que Dios lo Bendiga. Atte. Lic. Sergio Ortiz Luna

Marissa Tamayo dijo...

Yo había escuchado de los plagios literarios, pero no sabía hasta qué punto se puede llegar. Yo también escribo y por eso me siento un poco insegura al leer lo que ha sucedido. Sólo recomiendo mayor cuidado con los derechos de autor a los escritores y entregar los manuscritos a editoriales de probada honestidad.

concilia dijo...

Siempre habrá quien plagie, no importa cuanta seguridad le des a tú obra. Solo tienes que escribir algo que le interese a otro, para que cualquier día; ese otro te plagie sin ninguna vergüenza. Como dice Teófilo Huerta “hay que denunciar por todos los medios” aunque nos pongamos cansones.